Tan capaces!

Con ese aroma de siempre y su natural tacto, el capazo se lleva la palma. No importa dónde quieran ir, a la playa, al campo, al mercado,… las más pequeñas también quieren el suyo!

Deja un comentario