Canastillas de gama rosa

Sentimos una predilección especial por el rosa. Durante los meses de Marzo y Abril hemos estado publicando imágenes en redes sociales que dan a conocer nuestra experiencia del color rosa a través de nuestros complementos para canastillas y accesorios para el bebé.

Nuestra visión del rosa es como una opereta de Madam Butterfly. Las creaciones de Cottonets de gama rosa recrean el amor, los sentimientos de protección a su hijo, la sensibilidad, la feminidad y el intimismo de la protagonista de la obra de Puccini. Coincidiendo con el gusto por el arte nipón de los -ismos, que adoptaron un nuevo movimiento artístico denominado Japonismo.

Como dijera Pissarro: «El arte japonés nos justifica»

Madam Butterfly, en su decisión matrimonial con el hombre de Occidente, abandona la cultura nipona y se adentra en una historia que va pasando, como en una estampa Ukiyo-E.

Como en el arte nipón, aparece descentrada en la asimetría de una imagen en la que muy pocos elementos dicen mucho. Encontramos su llavero; envuelto en puras variaciones atmosféricas.

La noche de bodas apasionada de Butterfly, es voluptuosa como la estampa ukiyo-E de Hokusai «El sueño de la esposa del pescador». Donde el rosa se convierte en sinónimo de proximidad.

Los contornos marcados del objeto artístico parecen hablar de la amorosa protección de la nipona a su futuro bebé en la forma de un chupetero Etoile mini rosa.

La torsión de lo decorativo de las cintas de unos vestidos y tapicerías de época victoriana nos introducen en la maternidad bella, amable y sencilla, como la naturaleza, de la nipona.

Como en la Ópera, aparece cierta extravagancia de los encuadres; cómo miraría nuestra nipona el babero Amor sinó desde un punto de vista insólito, como el nabi Bonnard pudiera pintar «The Bowl of Milk».

¿Será porque los nabis eran también conocidos como los profetas? Podemos imaginar a Madam Butterfly en su recogimiento e intimidad al saber de las intenciones de Pinkertone. El intimismo es nuestra definición del color rosa. Sin embargo, la total entrega y esperanza de la nipona le lleva a decorar todos los rincones de la casa con flores esperando la llegada de la nave Abraham Lincoln.

Y es que Un padre … es un tesoro!

 

Deja un comentario